Evolución del Equipo básico

Allá por el año 2011, gracias a Toni García, un familiar de Valencia muy querido, me reencontré con una afición que había tenido desde siempre… desde que con uhhmmm 13-14 años?? mis padres me regalaran el libro de José Luis Comillas «Guía del Firmamento» (un clásico entre los clásicos) y un telescopio refractor Alstar de 70 mm de apertura sobre una montura ecuatorial manual.

Toni me consiguió un magnífico CPC800 de Celestron, con el que disfruté de fenomenales noches de observación visual.

Llegó el final del 2011 y con ello el paso a la astrofotografía. El CPC800 tenía una montura altazimutal que sin una cuña ecuatorial no era lo más apropiado para fotografía.

Nuevamente Toni me consiguió un fenomenal refractor TS130. Una maravilla con lente aplanadora de 3 pulgadas… Y con él la montura que me ha acompañado hasta hoy día, la conocida NEQ6 ProII de SkyWatcher.

Cámara Canon 40D, sin refrigerar ni nada (eso vendría luego) con un tubo de guiado en paralelo con una QHY5.

Ya por esa época conocí al genial Toni Mancera, de Elda, quien me modificó la cámara eliminando el filtro IR y la refrigeró además con una célula peltier y le acopló un ventilador. Alucinante.

A finales del 2013 llegaron cambios siginficativos: La QHY9 Monocroma, Rueda portafiltros Starlight de 7 posiciones, filtros Baader LRGB y HSO de 36mm, Cámara de guiado Lodestar, enfocador Seletek…

Un cambio radical. La automatización del sistema.

Mientras tanto, para observación visual, y nuevamente con la ayuda de Toni, monté un equipo con dos tubos: Un refractor Stellarvue de 70mm doblete para campos amplios, y un magnífico Intes Micro Alter Matsukov m615, idoneo para observación planetaria y lunar.

El siguiente gran cambio ya vino a finales de 2016. Un Takahashi TSA102. Como siempre, fue Toni quien me lo cedió. Un tubo fantástico.

La siguiente evolución fue el cambio de cámara en el año 2019. Mi amigo Juan Lozano, de Elche, me pasó su SBIG8300 monocroma. Aunque tiene el mismo sensor que la QHY9, tenía ganas de probar las famosas SBIG.

Ya en el 2020 di uno de los pasos del que estoy más satisfecho: Un refractor Takahashi FSQ106N de fluorita. Se dejaron de fabricar hace años al parecer por lo contaminante que es la fluorita. Pero las lentes de este material son espectaculares en cuanto a la baja aberración cromática, por lo que estos refractores son muy valorados y buscados. Este en concreto además lleva un rotador de campo motorizado.

Añado una foto comparativa del Taka 106 y el 102.

En la segunda imagen se aprecia el Talon ScopeCover, una tapa motorizada y controlada a distancia para cubrir el parasol mientras no se usa el telescopio.

Otro avance significativo del 2020 fue la lámina de Flats casera. Con una lámina electroluminiscente comprada por Aliexpress situada entre dos paneles de una tienda de bricolage. Se encendía y apagaba en remoto por medio del IpSwitch de Talon.

Y llegó el 2021 con el cambio más radical:

Nueva cámara formato full frame (ASI6200 Pro mono)

Nuevos filtros de 2″ ANTLIA de 3nm

Rueda portafiltros Atik de 7 posiciones y 2″… 

y la montura 10micron GM2000 QCI.

En la foto adjunta se ve en proceso de montaje, todavía con cables sin conectar.

No me imaginaba lo grande que podría ser una rueda de 7 filtros de 2″ hasta que la ves montada!

Y ya para terminar, el equipo en su situación actual: Dos tubos en paralelo sobre la 10micron.

  • Refractor Taka FSQ106N + ASI6200 + Filtros Antlia 2″ + ASI290mm OAG
  • Reflector SC Celestron C8 + SBIG8300 + Filtros Baader 36mm + Reductor 0,63 + Lodestar OAG
El C8 es principalmente para fotometría y astrometría. He sustituido uno de los filtros en banda estrecha por un filtro fotométrico V.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba